Scrolltop arrow icon
ES
ES flag icon
Mobile close icon
CTA background
Reserva una clase de prueba gratuita y sin compromiso
Book the best English lessons for your child
PRUÉBALO GRATIS TRY FOR FREE
Share
LinkedIn share icon
29.04.2024
Time icon 7 min

Hábitos saludables para niños: consejos para conseguir una vida saludable

Table of contents

En España existen 400.000 casos de personas que sufren Trastorno de la Conducta Alimentaria (TCA) y se espera que aumente un 12% en los próximos 12 años, según la Fundación Fita. Enseñar a tus hijos a tener una relación sana con la comida desde que son pequeños es importante si queremos que en el futuro tengan rutinas diarias positivas. 

Comer fruta y verdura, hacer ejercicio o tener una buena relación con las tecnologías son algunos buenos hábitos que puedes enseñar a tus hijos. En Novakid te contamos cómo conseguirlo y te damos consejos para incorporarlos en el día a día.

¡Continúa leyendo! 

Qué son los hábitos saludables para niños

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define un estilo de vida saludable como el resultado de una serie de hábitos que permiten “un estado de completo bienestar físico, mental y social”. 

Lo que enseñes a tu hijo de pequeño es lo que reproducirá de mayor. Por eso, es importante que le ayudes a adquirir buenos hábitos poco a poco y le vayas poniendo retos. Por ejemplo, si tu hijo no es capaz de comer brócoli entero puedes optar por hacerle purés o añadirlo a la pasta. Cuando se quiera dar cuenta estará comiendo un plato entero de brócoli sin ningún tipo de queja y tú habrás conseguido tu objetivo.

En el artículo de hoy, aprenderás la mejor manera de mantener una vida saludable y algunos trucos para que pongas en práctica con tus hijos, que te permitirán, al final de este artículo, mejorar tu estilo de vida. ¡Vamos allá!   

Mejores hábitos saludables para niños y niñas

Uno de cada 20 adolescentes españoles sufre anorexia, bulimia o trastorno por atracón, según datos de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia. 

Datos que se disparan entre las mujeres: un 5% de las jóvenes de entre 12 y 21 años tiene TCA, según Ita Salud Mental, lo que supone el 90% de los afectados totales en España.

Por eso, educar a tus hijos para que tengan una alimentación saludable puede ayudarles a alejarse en un futuro de los trastornos alimenticios, que, además, han aumentado también a raíz de la aparición de las redes sociales. El hashtag #anorexia supera las 5,5 millones de publicaciones en Instagram y #diet se sitúa en los 72 millones.

¿Cómo puedes conseguir que tu hijo coma de forma equilibrada? Proponiéndoles comer cada día de la semana un color del arco iris diferente. Esto te permitirá incluir muchas frutas y verduras al menú, conseguir que en casa haya una buena dieta y, además, que todos os divirtáis comiendo. También puedes utilizar canciones para explicarle la importancia de comer bien.

No debes olvidar lo más importante: el adulto es el ejemplo a seguir en casa. Si tus peques ven que comes variado y bien, seguirán tu mismo camino. ¡Tenlo en cuenta! 

Legumbres, frutas y verduras: calidad de vida asegurada

Fomentar una dieta variada y equilibrada, junto con hábitos alimenticios saludables desde una edad temprana, puede contribuir significativamente al bienestar y desarrollo óptimo de los niños.

  1. Frutas frescas: manzanas, plátanos, naranjas, fresas, uvas, peras, entre otras.
  2. Vegetales variados: zanahorias, brócoli, espinacas, tomates, pepinos, pimientos, calabazas, entre otros.
  3. Granos enteros: arroz integral, quinoa, avena, pan integral, pasta integral, entre otros.
  4. Proteína: pollo, pavo, pescado, huevos, legumbres (lentejas, garbanzos, frijoles), tofu, entre otros.
  5. Productos lácteos bajos en grasa: leche, yogur natural sin azúcar añadido, queso bajo en grasa.
  6. Frutos secos y semillas: almendras, nueces, pistachos, semillas de chía, semillas de girasol, entre otros.
  7. Aguacates: ricos en grasas saludables, vitaminas y minerales.
  8. Aceites saludables: aceite de oliva extra virgen, aceite de coco, aceite de aguacate.
  9. Agua: es fundamental para mantenerse hidratado y favorecer el funcionamiento adecuado del cuerpo.
  10. Evitar o limitar los alimentos procesados, ricos en azúcares añadidos.

Te dejamos, además, alguna idea de recetas divertidas para que tu peque se anime con estos alimentos:

  1. Brochetas de frutas y yogurt: Corta diferentes frutas frescas en trozos pequeños, como fresas, uvas, piña y kiwi. Pincha los trozos en palitos de brocheta alternando las frutas. Acompaña con yogur natural sin azúcar añadido como dip. Esta receta es divertida de hacer y comer, y proporciona una buena dosis de vitaminas, minerales y antioxidantes, que son importantes para el crecimiento y desarrollo saludable de los niños.
  2. Ensalada de colores: Prepara una ensalada colorida con una variedad de vegetales frescos, como tomates cherry, pepinos, zanahorias ralladas, espinacas y pimientos cortados en tiras. Añade granos enteros cocidos, como quinoa o arroz integral, para aumentar la saciedad y aportar fibra. Aliña con aceite de oliva extra virgen y vinagre balsámico. Esta ensalada es una excelente manera de introducir una amplia gama de nutrientes esenciales, como vitaminas, minerales y fibra, en la dieta de los niños, lo que promueve una salud óptima y un sistema inmunológico fuerte.
  3. Hamburguesas de pollo con aguacate: Haz hamburguesas caseras con carne de pollo molida magra, cebolla picada, ajo, perejil y especias al gusto. Sirve las hamburguesas en pan integral con rodajas de aguacate fresco y hojas de lechuga. Estas hamburguesas son una alternativa más saludable a las hamburguesas convencionales de carne de res, ya que son más bajas en grasas saturadas y contienen grasas saludables, proteínas y vitaminas que son esenciales para el desarrollo muscular y óseo de los niños.

Estas recetas no solo son deliciosas y divertidas de preparar, sino que también proporcionan una variedad de nutrientes importantes que son fundamentales para el crecimiento, desarrollo y bienestar general de los niños. Incorporar una amplia variedad de alimentos saludables en la dieta de los niños desde una edad temprana les ayuda a establecer hábitos alimenticios saludables para toda la vida.

Are you a parent and want to share your experience?
Reach out to tell your story.

Hacer ejercicio físico

La OMS recomienda a todas las personas adultas sanas que practiquen al menos 30 minutos de actividad física al día, y que los niños hagan al menos 60 minutos de ejercicio al día. Es imprescindible para estar bien físicamente, pero también mentalmente. 

No basta con dar Educación física un par de horas a la semana en el colegio, es recomendable que después de clases, los niños realicen algo de deporte físico; bailes, fútbol, tenis o cualquier otra actividad extraescolar que implique ejercicio. 

Es importante promover los planes deportivos en familia. Por ejemplo, puedes aprovechar el fin de semana para ir a hacer una ruta por el monte todos juntos o ir a patinar una tarde. Escucha a tu hijo, pregúntale qué deporte le gustaría practicar o qué planes, que impliquen movimiento físico, le apetecería hacer en familia. 

Higiene personal

Muchas veces se nos olvida mencionar los hábitos relacionados con la higiene personal. Lavarse las manos, cepillarse los dientes tres veces al día, limpiarse los oídos o ducharse diariamente son hábitos igual de importantes que el resto.

Es importante lavarse las manos antes y después de las comidas. Para conseguir que tu hijo lo haga cuéntale la cantidad de gérmenes que tenemos en las manos y las enfermedades que podemos contraer si las tenemos sucias y nos las llevamos a la boca. 

“Manos resplandecientes” es un juego con el que le puedes enseñar a tu hijo. Coloca en sus manos purpurina, que representará los gérmenes que existen. Luego, coge el jabón y muéstrale cómo lavar sus manos adecuadamente (llevará más de 30 segundos quitar la purpurina, por lo que sus manos quedarán, como bien dice el juego, resplandecientes. 

Lo mismo ocurre con los dientes; la higiene bucal debe ser una tarea rutinaria. Lávate los dientes con tu hijo para que aprenda a hacerlo y si le cuesta mucho trabajo regálale, de vez en cuando, algo que sepas que le va a gustar. 

Aprender con música siempre es más divertido, así que puedes enseñarle a tu hijo a lavarse los dientes con sus canciones favoritas. También existen muchas canciones que enseñan a los peques las rutinas de higiene. 

Controlar el uso de las tecnologías

El año pasado, los menores españoles pasaron casi tres horas diarias en las principales redes sociales, tal y como señala el informe Del cambio a la adaptación: ‘viviendo y aprendiendo en un mundo digital’, realizado por Qustodio. 

Tener una buena relación con la tecnología y mantener las relaciones sociales son dos hábitos muy importantes para conseguir un equilibrio mental y desarrollar nuestras capacidades cognitivas.

Eduardo Cruz, CEO de Qustodio, asegura que “las redes sociales pueden ser muy peligrosas para los menores. Para evitarlo, es fundamental conocer qué páginas siguen o quiénes son los modelos de los jóvenes en redes sociales, cuáles son sus gustos o sus plataformas preferidas. Tener comunicación fluida sobre la vida online de los más pequeños es una herramienta muy útil para intentar anticipar conductas nocivas”.

Sitios web para motivar a tener una vida saludable

Para facilitar a los padres y educadores la implementación de hábitos saludables en la vida de sus hijos, existen numerosos recursos en línea disponibles.

Sitios web como KidsHealth.org y HealthyChildren.org ofrecen información confiable y consejos prácticos sobre nutrición, actividad física y salud emocional para niños de todas las edades. Además, aplicaciones como MyFitnessPal y Yummly pueden ayudar a llevar un seguimiento de la ingesta de alimentos y planificar comidas saludables de manera sencilla y divertida.

Estas herramientas no solo brindan orientación, sino que también pueden hacer que el proceso de fomentar hábitos saludables sea más accesible y motivador para padres y cuidadores.

Estos son solo algunos ejemplos de hábitos saludables que enseñar a tu hijo y cómo hacerlo. Le ayudarán en su vida adulta, pero existen muchos más como, por ejemplo, la importancia de descansar bien y tener suficientes horas de sueño. Un hábito crucial para la salud física y mental de los niños y casi la base de todos los demás hábitos. Para cuidar este hábito, hay que seguir algunos consejos sencillos pero muy eficaces. 

Los principales son fijar y respetar un horario, seguir una secuencia de rutinas antes de ir a dormir (casi un ritual), crear un entorno de descanso adecuado, practicar actividad física, distanciar la comida de la hora de acostarse y recurrir a los cuentos: sus ojos los relajarán.

Un gran aliado para conseguir cumplir con todos los hábitos saludables citados es la gamificación: ese neologismo que habla de la importancia de convertir las rutinas en juegos, una estrategia muy eficaz en este caso, complementaria al aprendizaje por imitación, esencial en los primeros años. 

¿Quieres estar a la última en la educación de tu hijo? No te pierdas las próximas entradas de nuestro blog y disfruta de toda la información que ponemos a tu disposición!

 

¿Te ha gustado el artículo?

Rate this post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You might also like
Novakid para los padres
Novakid para los padres
Choose a language
Down arrow icon
Russia Global English Czech Republic Italy Portugal Brazil Romania Japan South Korea Spain Chile Argentina Slovakia Turkey Poland Israel Greece Malaysia Indonesia Hungary France Germany Global العربية Norway India India-en Netherlands Sweden Denmark Finland
Cookie icon
Usamos los archivos cookie para que te sea más cómodo usar nuestro sitio. Al estar en nuestro sitio web, aceptas estar de acuerdo a guardar los archivos cookie en tu navegador.