Tarjetas didácticas - ¿es este método efectivo? | Novakid
Ciencia Educación

Tarjetas didácticas – ¿es este método efectivo?

Muchos padres asocian las tarjetas didácticas con los tiempos en los que ellos iban a la escuela. Y no es de extrañar, pues este método se ha usado con estudiantes de todas las edades durante muchos años. Las tarjetas didácticas son normalmente cartas pequeñas con palabras escritas en un idioma extranjero por un lado, y el significado de la palabra en español por otro. Pero este es solo un ejemplo de cómo pueden usarse las tarjetas didácticas para aprender.

Descubre qué son exactamente las tarjetas didácticas, cómo usarlas en el día a día y cómo animar a tu hijo a aprender sistemáticamente. Además debatimos si aprender con estas tarjetas es efectivo y eficiente, y si merece la pena invertir en ellas. Convence a tu hijo de que aprender y memorizar conceptos con las tarjetas didácticas puede ser divertido y excitante. 

¿Qué son las tarjetas didácticas?


Una tarjeta didáctica no es más que una carta pequeña con una frase, palabra, fecha histórica o pregunta en un lado; y la definición, traducción, explicación o solución en el otro lado. También se suelen usar fotos, dibujos e imágenes para que resulten mucho más atractivas a los pequeños. 

Las tarjetas didácticas han sido usadas con éxito por estudiantes de todo el mundo, y son una excelente opción como materiales de ayuda que puedes fabricar tú mismo. El principio de estas tarjetas es extremadamente simple. El método se basa en el orden del conocimiento, distinguiéndose significativamente de la tradicional y tediosa memorización de conceptos de un libro. 

¿Para quién es el aprendizaje con tarjetas didácticas?

Las tarjetas didácticas son una solución ideal especialmente para niños a los que no les gusta pasar mucho tiempo estudiando, que están siempre inquietos, tienen muchas actividades extraescolares, y a los que simplemente no les motiva leer libros por muchas horas. Aprender un idioma extranjero, geografía o historia con tarjetas didácticas te permite aprovechar efectivamente el tiempo de tu hijo y aprender a cualquier hora, incluso durante los cambios de clase, en el camino al cole o en los descansos de otros deberes. 

Además, no importa si el niño va a primaria o secundaria, el aprendizaje con tarjetas didácticas funciona en cualquier nivel educativo y en muchas áreas de estudio. Las tarjetas didácticas son una herramienta extremadamente versátil, gracias a la cual el niño recordará muchos conceptos incluso sin ser consciente de ello. 

Aprender con tarjetas didácticas puede ser también una oportunidad para pasarlo bien juntos, tanto para niños grandes como pequeños y sus padres. Solo basta con organizar un rato en familia y voilà… Los niños absorberán el conocimiento de una manera efectiva y entretenida.

¿Cuál es el método de aprendizaje de las tarjetas didácticas? 


Aprender con tarjetas didácticas es mucho más dinámico y atractivo que el simple escaneo de palabras en una lista. No hay una manera correcta de usar las tarjetas didácticas. Una vez que tienes las cartas listas, todas las opciones están permitidas.  

Puedes aprender con tarjetas didácticas solo en silencio, u organizando un quiz en grupo (¡necesariamente incluyendo premios!) Un set de tarjetas didácticas listo para usar puede presentarse en forma de baraja dividida en varios tacos, o en una caja especial con compartimentos. 

Aprender con una baraja de tarjetas didácticas 

La primera y más fácil solución es aprender con una baraja de cartas, averiguando la respuesta una a una. Si aciertas, contestando la respuesta que viene escrita en el reverso de la carta, se pone esta al final de la baraja. Pero si por otro lado, fallas al adivinar la respuesta, se pone esta carta en cualquier lado en medio de la baraja, de forma que se vuelva a repetir y lo puedas volver a intentar y adivinar

La mera necesidad de barajar y reordenar las cartas introduce un poco de dinamismo al proceso de aprendizaje, y hace que sea mucho más divertido que el monótono estudio de largas listas de conceptos. 

Aprender con tarjetas didácticas en una caja con divisores 

La segunda forma de aprender con tarjetas didácticas requiere dividir las cartas con conceptos en diferentes montones, poniéndolas en diferentes cajas o en una caja especial con compartimentos. 

Por ejemplo, si tienes una caja con tres compartimentos, pon primero todas las cartas en el primer compartimento. A lo largo del juego, gracias a la repetición encontrarás términos que son más y menos difíciles de aprender, y podrás separar las más fáciles de las difíciles para aprender y repetir más las que causan dificultades. 

Por lo tanto, en el primer compartimento deberán estar las cartas repetidas todos los días. En el segundo, las cartas que se han repetido menos. Y en el tercero, las cartas que se han repetido menos todavía y que han resultado más difíciles. Si después de repetirlas sabes la respuesta correcta, la carta va al compartimento superior. Si aún no conoces la respuesta, la carta va al compartimento inferior. 

Los estudiantes que aprenden con tarjetas didácticas de esta manera aseguran que al final aprenden todas las respuestas y ponen todas las tarjetas en el primer compartimento. Ver cómo progresas y consigues tus objetivos de forma sistemática es un gran chute de motivación para los estudiantes que utilizan este método. 

¿Por qué son tan efectivas las tarjetas didácticas? 

Hay muchas evidencias de que el aprendizaje con tarjetas didácticas es el método más efectivo y eficiente para aprender contraseñas, vocabulario, gramática y conceptos de geografía e historia. Para empezar, aprendiendo con estas tarjetas, el niño no recuerda el orden de las palabras, tal y como pasa cuando aprendes un poema que te encanta. Aprenden permanentemente frases que pueden ser usadas fácilmente en cualquier momento mientras hablan una lengua extranjera.

Una ventaja adicional es que la propia preparación de las tarjetas requiere tiempo y atención. Reescribiendo ciertas palabras y conceptos en las tarjetas, el cerebro del niño recuerda inmediatamente la palabra hasta el punto de actuar como materiales de ayuda. Más tarde, cuando el niño empieza a usar estas cartas, algunos de estos conceptos ya les parecen familiares, “las han visto en algún lado” y son mucho más fáciles de recordar. 

Aprender con tarjetas didácticas es una gran solución, especialmente para quienes aprenden mejor mediante la vista y el tacto. Además, los conceptos se pueden repetir mucho más rápidamente y en cualquier lugar, haciendo un uso eficiente del tiempo de nuestros hijos. Las tarjetas didácticas son una forma muy interesante y atractiva de aprender que puede interesar a estudiantes de todas las edades y hacerles sentir que están jugando mientras ganan conocimientos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: